Saltar al contenido

¿Cómo reparar la fuga de tu radiador eléctrico?

radiador electrico

Sabemos que nuestros sistemas de calefacción son sumamente necesarios, sobre todo en épocas de invierno donde el frío siempre está presente pero, ¿qué pasa si tu radiador no funciona?.

Si tu problema se debe a una fuga y tu radiador eléctrico está derramando aceite, tranquilo, hoy verás cómo reparar un radiador eléctrico de bajo consumo.

Paso a paso para la reparación de tu radiador eléctrico:

Lo primero que debes hacer es ubicar el problema. En este caso se trata de una fuga de aceite y por ende el radiador no está calentando como debería, lo primero que debes hacer es detectar por qué lado del radiador está ocurriendo el derrame de aceite.

En este caso el radiador está derramando por la tapa ¿Qué debemos hacer?. Debemos entender que este tipo de falla es común, esto se origina debido a que el fluido termoconductor del radiador (en este caso el aceite) al calentarse, se expande, creando una presión dentro del radiador, lo que podría originar una fuga.

reparar radiador electrico

Antes de empezar de lleno con los pasos, permítenos recomendarte estos dos súper modelos en oferta, por si tu radiador actual ya no te va muy bien:

Haverland RC12E - Emisor térmico de fluido programable 1500W
  • Fluido de alta inercia térmica con función de control de consumo; mantén tu hogar a una...
  • Cronotermostato digital pid, configurable, funciones: confort, economía, antihielo y automático,...
  • Rápida instalación y de uso fácil, exclusiva función indicador de consumo y temperatura...
¡HOY EN OFERTA!
Orbegozo RRE 1310 Emisor térmico, 1300 W, Aluminio, Color blanco
  • Emisor térmico Orbegozo en color blanco y cuerpo de aluminio; Sistema de calefacción respetuoso...
  • Funcionamiento programable que permite fijar un horario y temperatura para cada uno de los 7 días...
  • Control mediante pantalla digital LCD y mando a distancia; Cuenta con 3 modos de funcionamiento:...

Primer paso:

  • Desconectar el radiador de la corriente eléctrica y asegurarnos de que aún no esté caliente para poder manipularlo. Seguido de esto, podemos llegar a necesitar las siguientes herramientas:
    • Destornillador
    • Alicate manual
    • Llave inglesa o ajustable
    • Cinta de teflón
    • Un paño o trapo para limpiar

Segundo paso:

  • Procederemos a desmontar la tapa del radiador eléctrico, según tu modelo de radiador podría estar ubicada en la parte de arriba o en uno de los laterales.
  • Normalmente está sujeta con dos tornillos. Ubica los tornillos y con ayuda del destornillador, retíralos.

Tercer paso:

  • Al haber retirado los tornillos, procederemos a retirar la tapa del radiador con mucho cuidado para no romper ninguno de los cables que están conectados a la regleta (componentes y conexiones eléctricas dentro del radiador).
  • Teniendo en cuenta que cables están en qué conectores (si es posible escríbelo para que no lo vayas a olvidar), desconecta los cables y procede a quitar la tapa completamente.
  • Nota: ya que estas ahí aprovecha de chequear que los cables, la regleta y demás componentes eléctricos se encuentren en buenas condiciones.

Cuarto paso: 

  • Al haber hecho todo lo anterior y quitar la tapa del armazón del radiador, quedará al descubierto el “tapón” del radiador, que es por donde está ocurriendo la fuga.
  • Con el paño limpiaremos los residuos de aceite para trabajar más cómodamente.
  • Ahora, con la ayuda de nuestra llave inglesa, vas a proceder a retirar el tapón del radiador.
  • Nota: el tapón del radiador sale a rosca, es posible que esté bastante apretado, debes tener mucho cuidado de no romperlo ya que ahí es donde se encuentra la resistencia eléctrica, encargada de calentar el aceite.

Quinto paso: 

  • Al haber retirado el tapón con la resistencia (la varilla larga que está pegada al tapón), te cerciorarás de que ninguno de los dos esté roto o dañado.
  • Hecho esto, verás que tanto aceite perdió el radiador, de hacer falta deberás colocarle.
  • Nota: no llenar el radiador a tope, recuerda que al calentar, el fluido se expande y podría volver a causar fuga.

Sexto paso: 

  • En la rosca del tapón, después de haberle limpiado el aceite, le colocaremos suficiente teflón como para evitar que siga derramando. Sin miedo. El teflón está hecho para eso.
  • Una vez colocado una buena capa de teflón alrededor de la rosca del tapón, estamos listos para volver a armar todo.
  • Coloca el tapón y enrosca hasta dejarlo bastante ajustado.

Séptimo paso: 

  • Procede a colocar las conexiones como estaban cuando retiraste la tapa del armazón. Asegúrate de hacerlo tal cual estaban. Sin que falte ninguna y sin equivocarte en las conexiones.

Octavo paso: 

  • Coloca la tapa del radiador y ajústala con sus tornillos nuevamente como estaban al comienzo de la operación.

Noveno paso: 

  • Conecta tu radiador de nuevo a la corriente eléctrica, enciéndelo, si ves que su bombillo de encendido prende correctamente, hiciste las conexiones correctamente.
  • Espera a que caliente, siempre vigilando que no esté derramando aceite de nuevo, no debería.
  • Si después de un rato tu radiador eléctrico está caliente y no ha derramado aceite, listo, reparaste tu radiador eléctrico.

Para finalizar, te recordamos que en Amazon podrás encontrar estos dos modelos en promoción, que son de lo mejorcito a día de hoy:

Haverland RC12E - Emisor térmico de fluido programable 1500W
  • Fluido de alta inercia térmica con función de control de consumo; mantén tu hogar a una...
  • Cronotermostato digital pid, configurable, funciones: confort, economía, antihielo y automático,...
  • Rápida instalación y de uso fácil, exclusiva función indicador de consumo y temperatura...
¡HOY EN OFERTA!
Orbegozo RRE 1310 Emisor térmico, 1300 W, Aluminio, Color blanco
  • Emisor térmico Orbegozo en color blanco y cuerpo de aluminio; Sistema de calefacción respetuoso...
  • Funcionamiento programable que permite fijar un horario y temperatura para cada uno de los 7 días...
  • Control mediante pantalla digital LCD y mando a distancia; Cuenta con 3 modos de funcionamiento:...