Saltar al contenido

¬ŅConvector o radiador de aceite? Principales diferencias

Convector o radiador de aceite

Llegan las bajas temperaturas y convertimos en una prioridad conseguir permanecer calientes en nuestro hogar. Para ello es posible que nos hayamos planteado adquirir un nuevo equipo.

¬ŅPero qu√© opci√≥n es m√°s recomendable? ¬Ņun convector o un radiador de aceite? Estas son dos de las propuestas que se suelen tener en cuenta y entre las que puede llegar a ser complicado tomar una decisi√≥n.

¬ŅCu√°l es la diferencia entre un convector y un radiador de aceite?

Las principales diferencias entre ambos aparatos son varias. A continuación te las resumimos de forma comprensible:

  • El consumo energ√©tico es menor con los radiadores de aceite debido a que cuando este l√≠quido ya se ha calentado se reduce al m√°ximo, mientras que los convectores requieren energ√≠a de forma constante.
  • Los convectores solo requieren electricidad, por lo que son m√°s respetuosos con el medio ambiente.
  • Aunque son m√°s lentos en calentar, los radiadores de aceite mantienen el calor m√°s tiempo una vez alcanzada la temperatura ideal.
  • Los radiadores de aceite son m√°s grandes y voluminosos que los convectores.
  • Pero a√ļn con un tama√Īo menor, los convectores resultan m√°s ruidosos y hay quienes no pueden descansar ni echarse la siesta con el ruido que emiten.

Pros y contras de los convectores

convector

  • Salvo los convectores que se fijan a la pared y no se pueden mover, la mayor√≠a son de f√°cil transporte. Es frecuente utilizarlos como soporte en habitaciones donde no necesitamos calor a lo largo del d√≠a, pero en las que resulta necesario en momentos puntuales. Un buen ejemplo es el ba√Īo, el cual podemos pre-calentar gracias al convector.
  • Su sistema de termostato permite tener un control activo sobre la temperatura y ajustar el rendimiento de la m√°quina para que siempre proporcione el calor que necesitemos.
  • El nivel de consumo es bajo y la instalaci√≥n nula, dado que solo hay que conectarlos a la luz para que funcionen, haciendo as√≠ que se trate de un tipo de calefacci√≥n en la que podemos confiar en todo momento cuando tengamos la necesidad de estar m√°s calientes.
  • Aunque el consumo est√° ajustado en circunstancias normales, si tratamos de instalar el convector en una habitaci√≥n de unas dimensiones superiores a las recomendables veremos c√≥mo consume mucho m√°s de lo esperado sin ni siquiera conseguir su objetivo.
  • No es el sistema de calefacci√≥n m√°s higi√©nico, dado que el polvo se propaga con facilidad.
  • Adem√°s, se produce un efecto de ambiente seco que no resulta agradable y al cual hay personas que no terminan de acostumbrarse incluso pasados unos d√≠as.
  • El proceso de calentamiento no es r√°pido.

Por cierto, estos son los mejores convectores del mercado, con cientos de valoraciones positivas y en oferta:

Pros y contras de los radiadores de aceite

radiador de aceite

  • Por medio de su sistema de ruedas los podemos desplazar con facilidad entre las distintas habitaciones de la casa seg√ļn la necesidad del momento.
  • De la forma en la que mejor act√ļan es en estancias peque√Īas, tal y como tambi√©n ocurre con los convectores. Debido a ello es importante decir que no tienen que utilizarse como fuente de calor principal en el hogar, dado que nunca vamos a conseguir los resultados que buscamos. Pero como sistema para calentar el ba√Īo, un cuarto de invitados o la cocina, s√≠ que dejan unas muy buenas impresiones y transmiten una buena sensaci√≥n de calor.
  • La temperatura que se ofrece es constante y de calidad. No se trata de un calor que resulte suave y que no llegue a entrar en la piel de las personas que est√°n en la casa.
  • Esto lleva sus ventajas al m√°ximo nivel al comprobar que incluso una hora despu√©s de haber apagado el radiador de aceite, el calor residual sigue apreci√°ndose en el ambiente. Esta es una gran ventaja porque nos estar√° ahorrando una importante cantidad de dinero en consumo.
  • Finalmente, son m√°quinas econ√≥micas, familiares para la poblaci√≥n y que no requieren mantenimiento, solo una limpieza exterior que podemos hacer con facilidad con un pa√Īo en los momentos en los que no lo estemos usando.
  • Como factores negativos hay que se√Īalar que aunque el calor se mantendr√° durante largos periodos de tiempo hasta cuando hayamos apagado el radiador, lo cierto es que el proceso de calentado es muy lento. No se recomienda para las personas que suelan tomar decisiones espont√°neas como de irse a la ducha sin haberlo planificado, dado que la estancia estar√° fr√≠a cuando lleguen si no tienen paciencia.
  • Nos exponemos a que nuestra factura de la luz crezca de forma considerable si no tomamos la costumbre de apagarlo cuando ya no lo necesitemos o antes de dejarlo de usar.
  • No sirven en habitaciones grandes y eso puede llevar a un consumo excesivo por intentarlo.

Por cierto, estos son los mejores radiadores de aceite del mercado, con cientos de valoraciones positivas y en oferta: